Bits & Bytes, programación temprana y en familia

Dentro de su programa “Crear para aprender”, el departamento de RSC de IBM desarrolla, en colaboración con la Asociación sin ánimo de lucro Creática, sesiones de Bits & Bytes. Dirigidas a niños de 6-7 años y a sus padres, fomentan la programación en familia a través del desarrollo de juegos y cuentos interactivos.

Herramienta intuitiva, desarrollada por el MIT

Los niños y sus familias desarrollan videojuegos con Scratch Jr, una herramienta especialmente pensada y diseñada para niños que aún no saben leer o que están dando sus primeros pasos en la lectura. Con ella pueden aprender a programar juegos e historias con el uso de tablets como soporte tecnológico.

Scratch Jr es una adaptación del lenguaje de programación, desarrollado por el MIT, dirigido especialmente a los niños y adolescentes, con un concepto muy didáctico y visual, basado en el uso de bloques.

Intervención temprana, beneficios futuros

Pero la programación no es un fin en sí mismo. “Programar te enseña a pensar”, decía Seve Jobs. Aprender a programar sirve a los niños y niñas para aprender a expresarse en los lenguajes propios de nuestro siglo y a interpretarlos con sentido crítico. Les sirve asimismo para comprender mejor los contenidos científicos y tecnológicos, para perder el miedo a crear y compartir.

Con esta iniciativa se persigue aprovechar los beneficios del aprendizaje de la programación a una edad temprana para mejorar la resolución de problemas, la abstracción matemática y la lógica, antes incluso de que sean capaces de leer. Tiene un impacto positivo en la creatividad y en el desarrollo de habilidades socio-emocionales y cognitivas, además de mejorar la respuesta emocional de los niños con dificultades de aprendizaje.

Por otra parte, el entorno familiar genera una relación con la tecnología con un enfoque creativo e integrador. Y, también, su introducción en un contexto de ocio incide también en la reducción de estereotipos de género en las niñas, que se muestran así menos reticente a continuar sus estudios en materias tradicionalmente “masculinas” como la tecnología, la ingeniería o las matemáticas.

IBM es miembro de la red internacional de voluntariado corporativo Voluntare.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Add a comment

You must be logged in to comment.