Programa "Educando en Solidaridad" (PES)

Breve descripción

“Educando en solidaridad” es un novedoso programa de formación y de sensibilización en valores solidarios dirigido a futuras generaciones y estructurado en seis sesiones cuyo contenido tiene como marco de referencia cuatro de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Gracias a la colaboración entre Fundación Repsol y Fundación del Valle, este programa ha sido impartido, por primera vez, por voluntarios de Repsol, a alumnos de 2º y 3º de la ESO en el colegio Edith Stein, en Madrid, en los meses de mayo y junio de 2013.

Descripción de la práctica
El programa “Educando en solidaridad” tiene como misión la formación y la sensibilización de niños y jóvenes en valores solidarios de carácter social, cívico y medioambiental. Bajo este compromiso, dicho programa intenta concienciar a niños y jóvenes sobre los problemas y las necesidades sociales actuales, mediante contenidos teóricos apoyados por materiales impresos y audiovisuales sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (establecidos por la ONU en 2000 y fijados para 2015), y el desarrollo de ejercicios prácticos y debates que invitan a la reflexión.

A través de la metodología empleada, los alumnos interiorizan estos valores con el fin de que sean capaces de reflejarlos en distintos ámbitos de su vida (personal y profesional) y transmitirlos a su entorno más próximo. De este modo, se contribuye a la construcción de una sociedad solidaria.

Estructura
Este programa consta de seis sesiones impartidas a lo largo del curso académico, más una sesión dirigida a los padres y otra a los docentes, con el fin de implicarles en él.
Las sesiones se realizan en los centros educativos y son impartidas por voluntarios corporativos. Estos voluntarios son formados previamente, facilitándoles todos los materiales para impartir con éxito los contenidos de las sesiones y fomentando sus habilidades pedagógicas y comunicativas, mediante charlas con expertos en este campo.

Actualmente, el programa aborda, en su primera fase de implantación, el contenido de cuatro de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio y se estructura en los módulos descritos a continuación:

Indicadores (datos que avalen la buena práctica)
o    La participación de los alumnos en las clases y la actitud a la hora de realizar las actividades prácticas han sido muy positivas ya que en todo momento han manifestado interés por la temática y una disposición activa en las actividades planteadas.
o    Antes de comenzar el curso, se realizó un cuestionario a cada uno que se ha comparado con el cuestionario cumplimentado una vez finalizado la impartición de este programa.  Al comparar los cuestionarios presentados a los alumnos antes de comenzar el curso y el  cuestionario rellenado una vez finalizado, las repuestas en el segundo cuestionario reflejan un cambio de actitud hacia los problemas del hambre y la falta de acceso a la educación, ya que al señalarles el problema, sabían definirlo con exactitud y aportaban posibles soluciones.
o    Implicación activa de los voluntarios y de los docentes en las clases impartidas a los alumnos
Argumentos de por qué se considera una buena práctica
o    Resultados positivos comprobados. Según las conclusiones del análisis de los cuestionarios cumplimentados por los alumnos, la participación en este programa genera un impacto positivo en la actitud de niños y jóvenes ante los problemas sociales, así como en la del resto de agentes implicados (docentes, familiares y voluntarios).
o    Programa novedoso dirigido no sólo a alumnos, sino a su entorno educativo próximo, de manera que padres y comunidad educativa asumen un rol importante en un programa de estas características como principales transmisores de la educación de las futuras generaciones. Tanto padres como docentes reciben una formación similar a la recibida por los alumnos, como refuerzo de las lecciones aprendidas por estos últimos a lo largo de las sesiones.

o    Valoración muy positiva por las partes implicadas. En general, en los cuestionarios recogidos, se manifiesta que padres y profesores opinan que este programa es una gran iniciativa que ayudará a niños y jóvenes a salir de la burbuja de comodidades en la que viven,  valorar más lo que tienen y ser mejores personas. En la reunión de padres, éstos destacaron la importancia de que sus hijos conocieran la realidad de colectivos desfavorecidos y que esta puesta en contacto directo con las mismas ayudaba a generar una concienciación más profunda de las dificultades por las que pasan dichos colectivos.

En la misma línea, una vez finalizado el programa, los voluntarios de Repsol valoraron la experiencia como muy enriquecedora no sólo para los estudiantes, sino también para ellos mismos.

o    Implicación directa del centro educativo. La buena actuación del docente coordinador e interlocutor único entre la Fundación y el centro docente ha sido clave para la buena comunicación y buena marcha de la implementación del programa.
o    Garantía de continuidad. La experiencia vivida a lo largo del programa y los resultados obtenidos han llevado a que tanto el centro educativo como los propios voluntarios estén dispuestos a mantener su colaboración en el mismo, de cara al próximo curso.

Colaboradores
o    Fundación Repsol, encargada de la gestión y coordinación con los voluntarios, empleados del Grupo Repsol.
o    Fundación del Valle, encargada del desarrollo del contenido del programa y de la impartición de las sesiones a padres y docentes.


Participación de los alumnos y contenidos de las clases en video:
http://www.youtube.com/watch?v=HhkTHHmgw4Y

El acceso a la escuela en video:
http://www.youtube.com/watch?v=EeKUU5f6bjo

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Add a comment

You must be logged in to comment.