Trabajadores de entidades financieras imparten voluntariamente talleres de educación financiera en un centenar de institutos catalanes