Los que no tienen nada… y dan tanto