Un total de 480 voluntarios de Repsol plantaron 1.000 árboles y ayudaron a la integración de personas con discapacidad