Un total de 80 voluntarios de Telefónica ayudan a la infancia en Latinoamérica durante sus ‘vacaciones solidarias’

Un total de 80 voluntarios de Telefónica ayudan a la infancia en situación de vulnerabilidad de Latinoamérica durante sus ‘vacaciones solidarias’, a través del programa Proniño, que desarrolla proyectos de educación que han contribuido durante diez años a ofrecer a estos niños y jóvenes una mejor oportunidad de vida. Hasta la fecha, Fundación Telefónica ha atendido a más de 431.700 niños, en colaboración con 120 organizaciones sociales y gobiernos locales.

Colombia, Ecuador, México, Nicaragua y Perú son los países donde este verano los voluntarios de Telefónica provenientes de España, República Checa, Irlanda, Reino Unido y catorce países de Latinoamérica desarrollan ocho proyectos durante dos semanas de sus vacaciones, en especial actividades orientadas a evitar conductas de riesgo de trabajo infantil y diversas acciones con las familias, la escuela y la comunidad de destino.

Esta actividad supone una oportunidad, tanto para el beneficiario como para el voluntario, pues a través de un voluntariado de calidad, éste se integra en la comunidad latinoamericana compartiendo su vida cotidiana. Así, en julio, agosto y primeros días de septiembre se vienen desarrollando actividades educativas y que fomentan el buen uso del tiempo libre, orientadas a evitar posibles conductas de riesgo de trabajo infantil.

También se están realizando talleres de formación a padres y profesores, iniciativas de medio ambiente y muchas otras actividades dirigidas a las familias, la escuela y la comunidad. El proyecto, que se desarrolla desde 2005, se enmarca dentro de las acciones del programa de Voluntarios Telefónica, gestionado por Fundación Telefónica, que busca canalizar el espíritu solidario de los empleados a través de su participación en actividades de voluntariado en la sociedad, según han explicado en un comunicado.

Los responsables de la iniciativa consideran que el voluntario «tiene una gran responsabilidad como modelo y, en muchas ocasiones, referente para los niños y familias, pero también tiene la responsabilidad de trasladar todo lo aprendido a su regreso, contagiando a los demás con el relato de su experiencia». «A su vuelta muchas personas cambian incluso en las relaciones con su entorno, sus familias y su trabajo, pues el haberse tenido que adaptar a situaciones muy diferentes, les hacen más flexibles y tolerantes», han concluido.

Fuente: Europa Press

Compártelo:

No te lo pierdas

Artículos relacionados

Webinar experiencia social voluntare

¿Cómo gestionar el compromiso social de tus empleados?

En un webinar práctico, explicamos el funcionamiento de nuestra guía programática ‘Experiencia Social Voluntare’ y aportamos el conocimiento acumulado de Voluntare, Volies y EDP en el diseño de proyectos atractivos y con impacto.

4 punto voluntariado congreso voluntare voluntariado corporativo

Accede a los 49 proyectos del último Punto de Voluntariado

La 4ª edición del Punto de Voluntariado fue uno de los grandes eventos de nuestro Congreso Internacional de Voluntariado Corporativo, celebrado en junio. Nuestra fórmula funciona tan bien que ya estamos trabajando en otro, exclusivamente centrado en proyectos navideños.

Experiencia Social Voluntare

Multiplica tu impacto con la ‘Experiencia Social Voluntare’

Con la ‘Experiencia Social Voluntare’ ofrecemos a las organizaciones un marco para canalizar las cada vez más variadas inquietudes de sus empleados y otros grupos de interés y así lograr un mayor impacto social y medioambiental, conectando el cambio individual al cambio sistémico, para alcanzar los ODS.

Deja un comentario