Voluntariado corporativo estratégico para un mayor impacto social e integral

En colaboración con Grupo de Fundaciones y Empresas (GdFE) y con el apoyo de Banco Galicia, hemos celebrado en Buenos Aires un seminario abierto sobre ‘Voluntariado Corporativo Estratégico’. El análisis se basó en las aportaciones de empresas y entidades. Ambas nos revelaron sus estrategias y compartieron sus apreciaciones en torno a los aspectos en los que consideran prioritario incidir para lograr un mayor impacto. Entre el público, casi cien personas, procedentes de empresas, entidades sociales y académicas y del sector público. No te pierdas el resumen que viene a continuación.

voluntariado estrategico buenos aires organizadores Voluntare GdFE Banco Galicia

Herramienta para Recursos Humanos

Nuestra compañera Celina Lesta, responsable de Voluntare en América Latina, abrió la jornada con la presentación del estudio de Voluntare ‘Aumentar el compromiso de los empleados a través del voluntariado corporativo’. Se trata de una investigación realizada por Bea Boccalandro, de Vera Works, que contó con la colaboración de Fundación Repsol España, Orange España y PwC Colombia. Su objetivo era descubrir por qué los empleados que realizan voluntariado muestran más compromiso con su empresa: ¿los empleados más comprometidos se apuntan al voluntariado o se comprometen a raíz del voluntariado?

Para responder a esta pregunta, se recogió información antes de la realización del voluntariado, así como a continuación. Así se reveló que, tras una media de 18 horas de voluntariado, el compromiso de los empleados había crecido un 11%. Además, pasadas doce semanas, el compromiso había continuado creciendo, hasta un 16%, en comparación con el grupo de control.

El estudio también permitió detectar factores que incidían positivamente. Los voluntarios que entendían el por qué de su acción y a quién estaban beneficiando, percibieron que estaban logrando una diferencia significativa y, paralelamente, se produjo un mayor impacto en su engagement.

Por eso, explicó Lesta, ‘para maximizar el impacto del voluntariado, es clave definir sus objetivos, tanto internos como externos a la hora de diseñar un programa estratégico. Además, es importante generar espacio de diálogo con los voluntarios, tanto durante el proceso de diseño de la estrategia como al finalizar cada actividad de voluntariado. Cuidar la experiencia del voluntario es necesario para motivar a que los empleados sigan participando’.

¿Cómo lo hacen las empresas?

Este seminario fue un excelente espacio para poder reflexionar sobre el potencial que tiene el voluntariado corporativo. Voluntare había proporcionado un marco científico para la discusión, dado que presentó un estudio que identifica al voluntariado corporativo como herramienta indiscutida para aumentar el compromiso de los empleados con las empresas.

Sin embargo, cada compañía tiene su propio recorrido y no hay una sola forma de diseñar un programa de voluntariado alineado a las estrategias corporativas, como se vio reflejado en el Panel de Empresas. Cada uno de los cuatro casos mostró aspectos diferentes de las estrategias internas, que pueden ser potenciados con el voluntariado.

Celina Lesta permaneció en el escenario para moderar la mesa integrada por cuatro empresas líderes: Banco Galicia, Fundación Telefónica Argentina, Fundación Siemens y Estudio Beccar Varela. Al alinear sus programas de voluntariado con su estrategia corporativa, la potencian, pero a la vez deben replantear los objetivos del programa y seleccionar la tipología de voluntariado más adecuada para alcanzarlos.

Antes de arrancar las intervenciones, Lesta explicó que se deben tomar distintos tipos de decisiones para diseñar una estrategia de voluntariado: definir el tipo de tarea que se asigna a los voluntarios (hands-on, profesional o basado en habilidades), cuándo realizarlas (horario laboral, no laboral, vacaciones…) el rol que desempeñan los voluntarios y cómo se organizan (proyectos liderados por voluntarios, por la compañía o entre ambos).

Esas decisiones dependen de definiciones internas de la compañía, pero también de la madurez del programa y de la etapa en la que se encuentran los empleados que participan. A partir de ahí, estas cuatro organizaciones expusieron las estrategias internas que desarrollan para potenciar el voluntariado corporativo.

voluntariado estrategico buenos aires empresas voluntare gdfe

PRIAR: voluntarios líderes de Banco Galicia

María Laura Tortorella, Coordinadora de Sustentabilidad de Banco Galicia, presentó su programa, PRIAR. A través de él responden al compromiso de Banco Galicia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y buscan potenciar competencias de interés para sus empleados definidas en la estrategia de desarrollo de personas de la compañía, como empoderamiento, escucha, toma de decisiones basadas en datos, etc.

Con respecto a su forma de organización, el programa de voluntariado está enmarcado en una asociación civil creada por los empleados. El Banco acompaña con la coordinación general y ofrece formación y apoyo. Pero quienes proponen y lideran los proyectos son los propios voluntarios. Se convierten en líderes de sus propios proyectos sociales, incluso diseñan estrategias de recaudación de fondos para llevarlos adelante.

Vacaciones Solidarias Internacionales de Fundación Telefónica

Luciana Cassain, Jefa de Voluntariado y Empleabilidad en Fundación Telefónica Argentina, explicó que, en su caso, la estrategia de voluntariado está totalmente alineada a la estrategia de negocios, ya que el foco está puesto en el voluntariado digital. Sus voluntarios participan en acciones que tienen como objetivo generar nuevas oportunidades en la sociedad a través de la tecnología.

El proyecto Vacaciones Solidarias Internacional promueve la integración de los voluntarios de distintos países quienes, durante dos semanas, trabajan intensamente en un proyecto social. La actividad se realiza durante las vacaciones de los voluntarios y la propuesta está cuidadosamente diseñada por Fundación Telefónica, desde la selección de los proyectos hasta los voluntarios que asistirán. Para su selección se tiene en cuenta tanto su compromiso con el programa Voluntarios Telefónica, como que sus habilidades concuerden con las necesidades de la iniciativa social elegida.

El proyecto tiene una gran visibilidad interna, ya que su difusión es parte del reconocimiento a los voluntarios participantes. Muestra del éxito del programa es que cada año hay más interesados en participar.

Fundación Siemens: voluntariado basado en habilidades

Pablo Aldrovandi, Coordinador de Programas de Fundación Siemens, definió su estrategia como la creación de valor sostenible a través de tecnología e innovación. Así mismo, detalló el proceso previo a la puesta en marcha cada actividad. ‘Primero se evalúa la viabilidad técnica y económica de la tecnología a implementar, validada con los técnicos e ingenieros de la empresa. Luego se realiza una visita de campo junto a la organización social. Por último, se diseña un plan de acción, junto a referentes de la organización social, voluntarios referentes de Siemens y el equipo de seguridad e higiene. También se realiza un mapeo de tareas técnicas específicas, evaluación de riesgos y match con voluntarios especialistas’.

Con respecto a la visión de sus voluntarios, los empleados que participan en el voluntariado corporativo profesional de Fundación Siemens, destacan que realizar actividades alineadas al core del negocio les genera mayor sentido de pertenencia a la compañía. Por otra parte, muchos empleados que ya no realizan trabajo de campo ven en el voluntariado la posibilidad de volver a involucrarse en tareas ligadas a su expertise y sienten satisfechos por ello.

Finalmente, se refirió al cambio de estrategia de voluntariado corporativo, hacia uno basado en habilidades profesionales. Al dar este paso se ha reducido la cantidad de voluntarios participantes, pero se ha producido un aumento en el compromiso de quienes participan: menos voluntarios, pero más comprometidos a largo plazo.

Estudio Beccar Varela: voluntariado pro bono

Evangelina Petrizza, responsable de Sostenibilidad Corporativa de Estudio Beccar Varela, manifestó que, en su caso, para llevar adelante su práctica pro bono, antes es necesario ajustar los casos a los saberes del Estudio, principalmente enfocado en derecho comercial. A partir de ahí, ‘se seleccionan casos o clientes con alto impacto social, que pertenezcan a organizaciones de la sociedad civil, que trabajen con poblaciones vulnerables o individuos en situación de vulnerabilidad social. También se seleccionan casos con efecto sistémico, que puedan tener incidencia en políticas públicas’.

Expuso cómo desde el área de Sustentabilidad se customizan los casos a los distintos perfiles profesionales. Las motivaciones de los empleados suelen variar, sobre todo en función de su antigüedad y seniority. Mientras los abogados más jóvenes suelen sentirse muy comprometidos con cualquier tipo de caso y tienen una amplia flexibilidad para ir a terreno y conocer contextos nuevos, los abogados con una carrera más amplia buscan trabajar en una temática que realmente los motive, algo que les resulte un desafío o innovador.

Existe una amplia oferta de casos pro bono, para poder motivar la participación de los distintos tipos de perfiles de empleado y cubrir todos los intereses. No se establece un límite de horas pro bono máximo y se invita a que todos participen del programa. Petrizza también destacó que ‘los empleados más jóvenes consultan, ya desde las entrevistas de ingreso, si el Estudio realiza algún tipo de pro bono. Es una práctica muy demandada entre los millennials y centennials’.

¿Cómo articulan empresas y entidades sociales”

Javier García Moritán, Director Ejecutivo del Grupo de Fundaciones y Empresas (GDFE) moderó este panel, con el objetivo de reflexionar acerca de los desafíos que plantea la articulación entre empresas y organizaciones sociales. Todo ello a la luz de la experiencia de dos entidades con mucha trayectoria en terreno y de la visión panorámica que tiene una entidad que coordina una red de organizaciones sociales.

La mirada de las entidades sociales completó la reflexión en el tercer panel: qué valor tiene el voluntariado corporativo para las organizaciones sociales, cuáles son los desafíos para maximizar este aporte y el mensaje positivo de que la articulación es necesaria para la transformación social.

Voluntariado online con Fundación Multipolar

Malena Famá, presidenta de Fundación Multipolar afirmó que un voluntariado corporativo inserto en una estrategia sí puede transformar realidades. De hecho, con su programa han logrado sacar de la calle a más de 30 personas en 2018. De ellas, 18 han podido alquilar una vivienda y acceder a un empleo. La transformación de la realidad de estas personas fue total y no podría haberse logrado sin el apoyo de otros, incluidos voluntarios.

Con respecto al papel que desarrollan los voluntarios en ese proceso, lo hacen de forma online. Ayudan a las personas en situación de calle a crear una cuenta de mail, a subir sus currículums a portales de búsqueda de empleo y les avisan cuando hay búsquedas acordes a sus perfiles. ´Si ya es difícil salir de la calle, hacerlo solo, sin una comunidad que te apoye es aún mucho más difícil. Todos podemos aportar nuestro granito de arena para transformar la realidad de otras personas.´ sostuvo Famá.

Con respecto al encaje con las empresas que colaboran, Famá destacó la importancia de que éstas se acerquen a las entidades sociales y pregunten para derribar mitos. Equivocadamente se cree que es muy caro ayudar o hacer acciones de voluntariado, pero no necesariamente es así. Para derribar estos mitos, apostó por el diálogo.

Techo Argentina: voluntariado desde los cimientos

Josefina Conte, directora de Desarrollo de Fondos Buenos Aires de TECHO Argentina, resaltó que a través de sus programas busca incluir a los voluntarios. Su objetivo es lograr que conozcan el problema desde la base para que identifiquen sus necesidades a través de la historia de las familias y no de las estadísticas. De esta forma, entienden el sentido y valoran el impacto real que puede tener su aporte.

Dado que no hay muchas empresas que tengan como ámbito de inversión social prioritario el de vivienda y hábitat, desde Techo se esfuerzan por entender a cada organización para ofrecer iniciativas alineadas con el negocio y que logren un aporte a sus proyectos. Así las empresas pueden contribuir, tanto desde las donaciones como a través del voluntariado corporativo.

También buscan la implicación activa de los beneficiarios de los programas. Trabajan por un largo periodo en los asentamientos informales. Así generan confianza con la comunidad y espacios para que sean los propios vecinos quienes propongan soluciones a sus problemas.

Sociedad Civil en Red: ¿aló?

Mario Burgos, secretario ejecutivo de la Sociedad Civil en Red, cerró la ronda poniendo sobre la mesa uno de los problemas más serios a los que se enfrentan las organizaciones, en su opinión: necesitan ser escuchadas, dado que son quienes están en línea directa con las poblaciones más vulnerables.

En esa medida, recalcó la importancia de que las empresas acompañen a las entidades sociales desde lo que realmente necesitan. Para ello, propuso la creación de espacios de encuentro y puentes para dar la oportunidad para que se conozcan y comuniquen.

Durante una mañana miramos el voluntariado corporativo a través de distintos ojos para lograr una visión más acabada de sus impactos, que esperamos, pueda luego contribuir en el diseño y gestión de los programas.

 

Deja un comentario

Usamos las cookies para mejorar en lo posible. Al navegar por la web aceptas su uso.

ACEPTAR

Aviso de cookies