El Voluntariado Corporativo: ¿en tiempo laboral o personal?

La posibilidad de realizar ciertas acciones de Voluntariado Corporativo en horas de jornada laboral, y no solo en el tiempo libre de la plantilla, es una de las dudas eternas que surge al hablar de Voluntariado Corporativo en cualquier foro.

Según el último estudio del Observatorio de Voluntariado Corporativo en España el 41% de las empresas contemplaba la realización de Voluntariado Corporativo dentro de la jornada laboral. Este dato responde a realidades muy diversas:

  1. Empresas que han recogido en sus políticas de Voluntariado Corporativo que el empleado pueda dedicar a acciones de voluntariado un número determinado de horas de su jornada laboral anual. Este número suele estar entre las 8 y las 40 horas al año.
  2. Compañías donde no hay un compromiso expreso en su política de dedicar horas de la jornada laboral al voluntariado, pero sí se permite que ciertas acciones se desarrollen dentro del tiempo laboral. Estas acciones suelen ser actividades directamente impulsadas por la empresa y que tienen un protagonismo especial en su programa de Voluntariado Corporativo.
  3. Finalmente, empresas que sólo desarrollan las acciones de Voluntariado Corporativo en el tiempo libre de la plantilla.

Una solución intermedia es recompensar las horas de voluntariado realizadas en el horario personal del empleado con días de vacaciones adicionales. Es cierto que una empresa que tiene implantada esta política reconocía hace unos días que ningún empleado había solicitado esos días extras de vacaciones.

¿Por qué opción decantarse? Hay diversos factores a tener en cuenta:

  • El tipo de trabajo. Si la mayoría de puestos de trabajo están en una cadena de producción o en atención al público será más difícil disponer de horas en la jornada laboral por la complejidad de cuadrar los turnos. Además, se podrían generar agravios comparativos a favor de los empleados de servicios centrales.
  • La tipología de los proyectos de Voluntariado Corporativo. Por ejemplo, si la empresa ha decidido realizar acciones de voluntariado vinculadas con la educación, se deberá contemplar la posibilidad de dedicar horas de la jornada laboral porque el horario escolar determinará la posibilidad de realizar ciertas acciones.
  • La progresividad. En un programa de Voluntariado Corporativo que se está iniciando puede que no sea necesario disponer de estas horas de la jornada laboral, pero según vaya ampliándose el programa, sí será necesario contar con estas horas, aunque sea para algunas acciones específicas.
  • La cultura de la empresa. Siempre es un factor determinante en cualquier decisión sobre Voluntariado Corporativo, y en este tema se deberá tener en cuenta la flexibilidad en los horarios, una cultura más o menos presentista…

Es una decisión importante porque en los estudios sobre voluntariado siempre se aduce como principal razón para no implicarse la ausencia de tiempo, y que la empresa pueda ofrecer estas horas de la jornada laboral facilita esta conciliación entre vida personal y profesional.

Hace unos días escuché a una persona responsable del programa del Voluntariado Corporativo de una gran empresa que ha optado por la segunda opción de las que se presentan arriba. Contó que no es tan difícil encontrar la comprensión de los mandos intermedios para que sus equipos participen puntualmente en estas acciones de voluntariado en el horario laboral. Siempre que viesen que el empleado regresaba a su puesto de trabajo satisfechoso y con la tarea realizada, sobre todo si tenía vinculación con su ocupación profesional.

Ken Allen, al que nos referimos en el último post, también comentó este tema en su sesión en el IESE, y planteó una reflexión interesante: posiblemente el empleado que disponga de las horas «reservadas» para el voluntariado sea el empleado que deja su trabajo bien hecho para no perjudicar a sus compañeros, clientes o empresa.

Para acabar, una anecdota. Estuve en una jornada sobre Voluntariado Corporativo donde participaban varias ONG: algunas argumentaban que si las empresas no cedían horas de la jornada laboral, no se podría hablar propiamente de Voluntariado Corporativo, porque no había ese apoyo de la empresa; otras decían que si el voluntariado se realizaba en jornada laboral, no se podría hablar de voluntariado porque el «voluntario» recibe una prestación a cambio de su tarea altruista…

¿Y tú, qué opinas?

Fuente: Fundación Hazloposible. Hacesfalta.org

Compártelo:

No te lo pierdas

Artículos relacionados

Webinar experiencia social voluntare

¿Cómo gestionar el compromiso social de tus empleados?

En un webinar práctico, explicamos el funcionamiento de nuestra guía programática ‘Experiencia Social Voluntare’ y aportamos el conocimiento acumulado de Voluntare, Volies y EDP en el diseño de proyectos atractivos y con impacto.

4 punto voluntariado congreso voluntare voluntariado corporativo

Accede a los 49 proyectos del último Punto de Voluntariado

La 4ª edición del Punto de Voluntariado fue uno de los grandes eventos de nuestro Congreso Internacional de Voluntariado Corporativo, celebrado en junio. Nuestra fórmula funciona tan bien que ya estamos trabajando en otro, exclusivamente centrado en proyectos navideños.

Experiencia Social Voluntare

Multiplica tu impacto con la ‘Experiencia Social Voluntare’

Con la ‘Experiencia Social Voluntare’ ofrecemos a las organizaciones un marco para canalizar las cada vez más variadas inquietudes de sus empleados y otros grupos de interés y así lograr un mayor impacto social y medioambiental, conectando el cambio individual al cambio sistémico, para alcanzar los ODS.

Deja un comentario