Este es el voluntariado que quieren los departamentos de Recursos Humanos

Realizando voluntariado desarrollamos y mejoramos competencias de interés en el ámbito profesional que inciden en el clima laboral y la productividad. Ahora bien, ¿qué competencias? ¿se pueden seleccionar y potenciar? ¿medir?… Sí, se puede. Incluso certificarlas. Por eso Voluntare ha organizado, junto con la Plataforma de Voluntariado Social, la jornada ‘Mejorando las competencias del voluntariado’. El 26 de septiembre, en Madrid.

El voluntariado es una vía de adquisición de competencias no formal cada vez más valorada en los procesos de selección. Lo corrobora la Deloitte Volunteer Impact Survey 2018. Esta encuesta, que responden más de 2.500 directivos de Recursos Humanos en Estados Unidos, refleja que el voluntariado puede desarrollar un papel clave para atraer, retener y desarrollar talento, a la vez que en la construcción de futuros directivos.

Siempre que esté bien gestionado, el voluntariado proporciona una experiencia intensa y significativa, que requiere poner en juego habilidades concretas. De esta forma se desarrollan capacidades en el ámbito de la autogestión, la organización, la comunicación y las relaciones humanas.

La certificación de la adquisición de estas competencias, a través de una metodología contrastada, permite reconocer formalmente tanto el aprendizaje logrado por los voluntarios como la propia labor que han desempeñado.

Mejorando las competencias del voluntariado

En esta jornada se van a presentar dos metodologías de certificación de competencias adquiridas a través del voluntariado: Vol +, de la Plataforma de Voluntariado Social, y la desarrollada por Voluntariado y Estrategia para el Programa de Voluntarios de Naciones Unidas.

Es un seminario gratuito dirigido a empresas con programas de voluntariado contrastados. Especialmente si están vinculados con sus departamentos de Recursos Humanos (RRHH) de manera directa o indirecta. Sus responsables pueden descubrir una vía para realizar voluntariado corporativo participando en procesos de certificación. Y también explorar la gestión profesional de las competencias de los empleados a través del voluntariado.

De Responsabilidad Social a RRHH

La mayoría de las empresas que han implantado un programa de Voluntariado Corporativo propio lo han hecho en el marco de su Responsabilidad Social Corporativa. Y han elegido el Voluntariado Corporativo porque involucra a todas las partes implicadas: la comunidad en la que se interviene, la entidad social con la que se colabora, la empresa que lo organiza y los empleados que participan como voluntarios.

Por lo que se refiere a los voluntarios corporativos, si el programa está bien diseñado y gestionado, se convierte también en una excelente herramienta para los departamentos de RRHH a nivel de formación, motivación y reconocimiento.

La cuestión es, y de eso se tratará en la jornada, cómo identificar, potenciar, evaluar y certificar las competencias deseadas.

 

Deja un comentario

Usamos las cookies para mejorar en lo posible. Al navegar por la web aceptas su uso.

ACEPTAR

Aviso de cookies