El voluntariado de Fundación Secretariado Gitano toma la palabra

Los pasados días 27 a 29 de septiembre se celebraron las segundas Jornadas Estatales de la Fundación Secretariado Gitano, miembro de la red Voluntare. Se trata de un encuentro periódico que persigue “dotar de un mayor sentido de responsabilidad, pertenencia y protagonismo al Voluntariado en la FSG”, de acuerdo a su Plan Estratégico de Voluntariado.

Durante tres días se organizaron diversos eventos en los que las personas que participan en el Voluntariado FSG pudieron compartir experiencias y opiniones. Entre ellos, el diálogo ‘Se ve, se siente, el voluntariado está presente’, en torno a la visibilidad del voluntariado.

El voluntariado es noticia

Ana Segovia, del área de Comunicación de Fundación Secretariado Gitano moderó el encuentro, en el que participaron Virginia Moraleda, directora de SociaCo, y Benedetta Falletti, coordinadora de Voluntare. Sobre la mesa se puso el interés que despierta el voluntariado, así como las problemáticas en las que actúa y los resultados que obtiene. Sin embargo, también se llamó la atención sobre la privacidad de las personas beneficiarias. De ahí la importancia de cuidar su intimidad en la gestión de la comunicación.

Como recoge la noticia publicada en la Web de Secretariado Gitano, el diálogo se vinculó también con talleres simultáneos:

  • La elaboración de un manifiesto con motivo del Día Internacional del Voluntariado.
  • Una propuesta creativa para establecer un mecanismo de comunicación interna con el voluntariado (boletín de voluntariado)
  • Dos ideas para la comunicación externa: un calendario con fechas clave y otra adaptada al formato story.

El pupitre gitano

La campaña que Fundación Secretariado Gitano lanzó en septiembre, para frenar el abandono de los estudios a edades tempranas, también llegó a las Jornadas Estatales de Voluntariado. Su objetivo lograr un esfuerzo mayor para evitar las actuales cifras: seis de cada diez estudiantes no finalizan la Educación Secundaria.

Los asistentes tuvieron la oportunidad de sentarse en el pupitre gitano, pero no de acomodarse. Al contrario, se trata de ocupar momentáneamente ese incómodo lugar para pararse a pensar en las barreras con las que se enfrentan las niñas y los niños en la escuela. Por ejemplo, una formación ajena a sus realidades o la ausencia de referentes próximos.

Tres cuestiones a debate

Durante las jornadas se abordaron tres bloques temáticos. Además de la visibilidad de la acción voluntaria a nivel interno y externo, el voluntariado de Fundación Secretariado Gitano trató las responsabilidades de la persona voluntaria y la difusión y captación de nuevas personas voluntarias. Si quieres ampliar esta información, accede al resumen completo de las jornadas en su Web.

 

Compártelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
No te lo pierdas

Artículos relacionados

Deja un comentario