Los voluntarios Unilever se arremangan para revertir el desperdicio alimentario

Los empleados de nuestro socio director, Unilever, han recogido del campo cerca de 1.000 kilos de patatas, descartadas para la comercialización. Esta labor, realizada junto con la organización sin ánimo de lucro Espigoladors, persigue reducir el desperdicio alimentario y dar a una segunda oportunidad a frutas y verduras que no se pueden vender, a pesar de ser aptas para el consumo. La tonelada de tubérculos ha ido a parar a más de 250 familias con necesidades económicas de El Prat de Llobregat, a través del Punt Solidari del Prat.

La acción se enmarca dentro del programa de voluntariado de la compañía anglo holandesa Unilever, en el que sus empleados destinan horas laborales a distintos programas por el bien de la comunidad. “Es de justicia facilitar que aquellos alimentos que no acaban siendo comercializadas puedan llegar a aquellos que más lo necesitan”, argumenta Ana Palencia, directora de Comunicación de Unilever España, quien también nos recuerda “que España es el sexto país de la Unión Europea donde se tira más comida, con un total de 7,7 millones de toneladas en desperdicios al año”.

Los voluntarios Unilever peinan los campos

Con respecto a la entidad con la que han colaborado para esta acción de Voluntariado Corporativo, Espigoladors, busca promover un cambio de enfoque en el sector agroalimentario y centra su actividad principalmente en la recogida de alimentos que por su aspecto y pese a estar en buen estado son descartados por otras partes del sector, así como la posterior donación de los mismos a personas en situación de necesidad. De hecho, el nombre de la entidad proviene del verbo “espigolar”, en catalán, que podría traducirse como ir a vaciar los campos tras la cosecha, para recoger lo que se ha descartado para la venta.

Más de 400 marcas están detrás del Plan Unilever para una Vida Sostenible

Unilever es una de las compañías líderes a nivel mundial de alimentación, cuidado del hogar e higiene personal con presencia en más de 190 países y que llega a 2,5 mil millones de consumidores al día. Cuenta con más de 169.000 empleados y en 2016 generó ventas por valor de 52,7 mil millones de euros. Más de la mitad (57%) del impacto de su actividad beneficia a mercados de países emergentes y en vías de desarrollo. Unilever posee más de 400 marcas, presentes en hogares de todo el mundo, entre las que se encuentran Persil, Dove, Knorr, Domestos, Hellmann’s, Lipton, Wall’s, PG Tips, Ben & Jerry’s, Magnum y Axe.

El Plan Unilever para una Vida Sostenible (USLP) sustenta la estrategia de la empresa y se compromete a:

• Ayudar a más de mil millones de personas a tomar medidas para mejorar su salud y bienestar antes de 2020
• Reducir a la mitad el impacto medioambiental de sus productos antes de 2030
• Mejorar la vida de millones de personas antes de 2020

Este esfuerzo retorna: el USLP crea valor impulsando el crecimiento y la confianza, eliminando costes y reduciendo riesgos. Las marcas para una vida sostenible de la compañía han crecido un 50% más rápido que el resto del negocio y registraron más de un 60% del crecimiento de la compañía en 2016.

 

 

Compártelo:

No te lo pierdas

Artículos relacionados

Punto Voluntariado Navidad Botin Voluntare 2022

El Punto de Voluntariado navideño inspira a 63 empresas

Casi doscientas personas han asistido a la edición especial de Punto de Voluntariado: Misión Navidad. Entre ellas, representantes de 63 empresas interesadas en encontrar proyectos solidarios y sostenibles en los que implicar a sus empleados las próximas fiestas.

Deja un comentario