VolunTIC: ¿cómo impactan las TIC en la acción Voluntaria?

En la era de la tecnología que, a su vez, implica brecha digital, la pandemia nos ha empujado a recurrir a las TIC para poder realizar intervenciones en remoto, sesiones online o eventos virtuales. Pero cómo ha afectado este salto digital a los programas de voluntariado, cómo ha incidido en las entidades sociales, en las empresas, en los voluntarios, en los beneficiarios… Nuestro socio Fundación Tomillo lo desvela en ‘VolunTIC: Estudio sobre el impacto del uso de las TIC en la acción voluntaria’.

Este estudio, realizado por el Área de Estudios e Innovación Social de la Fundación Tomillo y financiado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, también ha contado con nuestro apoyo. Participamos en el evento de presentación y continuamos contribuyendo a su difusión. Hemos subido el documento a nuestra Voluteca, desde donde lo puedes descargar. A continuación te resumimos los aspectos que consideramos más relevantes e incluimos otra información de interés. También puedes ver el evento de presentación completo:

Las TIC: herramienta, medio y fin

Nuestra coordinadora, Benedetta Falletti remarca la triple vertiente que existe en la relación entre voluntariado y nuevas tecnologías: Las TIC puede ser el objetivo del voluntariado, por ejemplo para reducir la brecha digital. Pero también la herramienta a través de la que se desempeña la tarea voluntaria. Y, además, pueden constituir un soporte para lograr una gestión más eficiente y profesional del voluntariado.

En este sentido, Falletti recomienda el documento ‘Voluntariado corporativo y tecnología. La nueva era del voluntariado impulsada por la innovación socio-tecnológica y digital’, elaborado por un grupo de trabajo Voluntare en 2018, que incluye una recopilación de buenas prácticas.

Nuevas formas de solidaridad en la era digital

En el apartado de conclusiones de ‘VolunTIC’, se pone de manifiesto que la información se ha ido convirtiendo en una ‘materia prima básica’ para nuestra sociedad, ‘que se crea, distribuye y manipula, creando valor’. Sin embargo, no todas las organizaciones (tanto empresas como empresas) han completado su transformación digital y ponen en riesgo su supervivencia.

El estudio detecta una menor cultura digital en el Tercer Sector. Las entidades están presentes e internet y en las redes sociales, porque, de hecho, utilizan las TIC sobre todo para difusión. Pero no han interiorizado las herramientas a nivel organizativo y operacional en la misma medida.

En este punto, desde Voluntare nos parece oportuno difundir iniciativas que están ayudando a las entidades a superar esta brecha digital. Por ejemplo esta, impulsada nuestro socio director Voluntariado CaixaBank, con el apoyo de, nuestro también socio, Deloitte.

Proyecto ‘Digitalizacion del Tercer Sector’ de Voluntariado CaixaBank, con el apoyo de Deloitte.

Accesibilidad y flexibilidad

Como cada vez más entidades ‘ofrecen oportunidades de voluntariado vehiculadas por las TIC’, desaparecen barreras espaciales y temporales que favorecen la expansión y flexibilización de la actividad y el compromiso voluntario. Se moviliza a nuevos perfiles de voluntarios y también se detecta una mayor especialización en su intervención.

En las conclusiones se expone que ‘el trabajo desarrollado para este estudio ha hecho emerger la falta de concreción del concepto de voluntariado digital’. Es más, manifiesta que ‘el marco normativo no ha contribuido ni contribuye a esa definición y acotación de esta realidad’. Precisamente Falletti ha escrito este clarificador artículo al respecto.

Infografía realizada por Voluntariado y Estrategia.

Llegó con la Covid, pero para quedarse

‘VolunTIC’ aprecia una tendencia alcista, que se ha visto ‘impulsada en este último año a raíz de la pandemia de la Covid-19’. El 90% de las entidades encuestadas en el marco de esta investigación manifiestan ‘haber llevado a cabo, en los últimos 12 meses, actividades de voluntariado mediadas por las TIC en su diseño, en el objetivo o en el contenido de la propia actividad’. Son datos muy similares a los que arroja el estudio ‘Impacto de la COVID-19 en el Voluntariado Corporativo’, elaborado por Voluntare con el apoyo de Voluntariado CaixaBank.

En el escenario actual, ‘Voluntic’ apuesta por ‘el sector empresarial, particularmente en lo que respecta a las compañías de sectores tecnológicos, está encontrando oportunidades de aportar valor y marcar la diferencia, dando cumplimiento a sus programas de RSC mediante el voluntariado corporativo’. Buena muestra de ello es el voluntariado digital que viene desarrollando desde hace tiempo nuestro socio director Fundación Telefónica.

‘Impacto de la COVID-19 en el voluntariado corporativo’, estudio Voluntare apoyado por Voluntariado CaixaBank, disponible en nuestra Voluteca.

Grandes retos para el Tercer Sector según VolunTIC

Entre las conclusiones de ‘VolunTIC’ destaca como las principales dificultades a las que se enfrentan las entidades:

  • Los cambios en el tipo de actividades, grado y la duración del compromiso, así como el rol de los voluntarios.
  • El ciclo de gestión del voluntariado, que ahora debe atender a un flujo infinito de voluntarios a los que hay que liderar en formato digital.
  • El riesgo a profundizar las brechas digitales con los destinatarios de la acción voluntaria con menos competencias digitales y la necesidad de acumular capital tecnológico actualizado.

Para hacer frente a las barreras y dificultades, siempre es recomendable conocer otras experiencias. No solo aportan información, también inspiran. Este Cuaderno VolunTIC, de Fundación Tomillo, reúne quince buenas prácticas de voluntariado mediado por las TIC. Y desde Voluntare aportamos también este webinar en el que cuatro entidades sociales comparten sus experiencias de adaptación digital durante el último año:

Compártelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
No te lo pierdas

Artículos relacionados

Deja un comentario