Allianz: gestión excelente del voluntariado corporativo

La aseguradora Allianz, que se incorporó a la red Voluntare en febrero de este año, 2020, acaba de certificar la excelencia de su gestión del Voluntariado Corporativo. Tras evaluar 60 aspectos de su programa de voluntariado, agrupados en ocho áreas diferentes, ha obtenido la calificación Excelence Plus, que tiene una validez de tres años.

‘La importancia de la Responsabilidad Social Corporativa ha ido cobrando mayor peso en Allianz en los últimos años, prácticamente en paralelo al desarrollo de nuestro programa de voluntariado. Somos conscientes de nuestra responsabilidad como empresa, especialmente como aseguradora, para con la sociedad y el medio ambiente en el que actuamos. Es más, nuestro propósito como empresa es proteger el futuro de las personas, y es en las acciones de RSC donde este propósito se pone de manifiesto de una manera más palpable’, manifiesta Laura Gallach, directora de Comunicación y RSC de Allianz Seguros.

La decisión de unirse a la red Voluntare vino dada por su interés en ‘sumar con otras empresas y entidades sociales en un proceso continuo de intercambio enriquecedor de información y buenas prácticas’, añade Gallach. Precisamente, poner a prueba la excelencia de su gestión forma parte de ese ánimo.

Política de mejora continua

Desde 2016 Allianz ofrece a su plantilla la posibilidad de implicarse en actividades sociales y medioambientales de voluntariado corporativo en horario laboral. El número de participantes, actividades y beneficiarios no ha dejado de crecer. En 2019 lograron 510 voluntarios y más de 500 beneficiarios.

Y ese avance se acompaña de una política de mejora continua de su estrategia. Entre otras cosas, han incorporado los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Han vinculado sus actividades con el desarrollo de competencias en los empleados. Han incorporado evaluaciones del feedback de las entidades sociales con las que colabora. Y ahora, también, han certificado su excelencia en la gestión.

El proceso para obtener el certificado ha sido, de acuerdo a su directora de Comunicación y RSC, un ‘ejercicio de autoconocimiento y reflexión muy provechoso’ que les ofrece una visión externa y objetiva. Así mismo, destaca el valor del informe posterior, que pone de relieve ‘las áreas que mejor se están trabajando y en cuáles hay margen de desarrollo’, explica Gallach. Concretamente, el programa de Allianz ha obtenido una puntuación elevada en estrategia y reconocimiento a los voluntarios y ha detectado la necesidad de mejorar la formación de los participantes, una cuestión a la que va a dar prioridad.

voluntaria allianz covid voluntariado corporativo mascarillas accesibles problemas auditivos
En su casa, Laura fabricó mascarillas transparentes, diseñadas para facilitar la comunicación a través de la lectura de labios, para personas con dificultades auditivas.

Voluntariado Allianz en tiempos de COVID

En la actual realidad, completamente nueva y limitante, desde Allianz destacan la importancia de viajar en compañía: formar parte de Voluntare ‘nos ha servido para conocer enseguida opciones para seguir aportando nuestro granito de arena a la sociedad’. Una compleja e ineludible tarea a la que nos hemos enfrentado ‘todos: empresas, entidades y sociedad hemos tenido que adaptarnos en cuestión de días’, apostilla Gallach.

La crisis sanitaria provocada por el virus COVID-19 ha supuesto el rediseño de toda su estrategia de voluntariado corporativo. Se ha adaptado rápidamente para brindar la oportunidad al equipo de colaborar con diferentes causas de forma no presencial. Todo esto ha sido posible, subraya Gallach, ‘gracias a la rapidez espectacular con la que el sector social se ha adaptado a la nueva situación y a la cantidad de iniciativas y propuestas que nos han ofrecido a las empresas para seguir aportando nuestro granito de arena, como parte de nuestra responsabilidad para con la sociedad”.

‘También nosotros’, continúa Gallach, ‘hemos tenido que darle la vuelta completamente, y en tiempo récord, a nuestro programa anual de Responsabilidad Social Corporativa, ya que gran parte de las actividades planteadas eran presenciales. Ha cambiado la situación, las necesidades y las formas de generar impacto positivo’, resume.

El 27 de marzo, los empleados/as de Allianz recibieron un comunicado con distintas oportunidades de colaborar con la sociedad desde sus casas, durante el confinamiento. Su respuesta fue excepcional. No solo han enviado cartas contra la soledad a personas mayores o con discapacidad. También han cosido mascarillas adaptadas para personas que usan lengua de signos o apoyado la empleabilidad de jóvenes de Aldeas Infantiles a través de mentoring.

‘Siempre hay tiempo para ayudar’

Anna, de Allianz Technology, fue una de las primeras en apuntarse. A quien aún no lo haya probado, se lo recomienda: ‘Siempre hay tiempo, aunque parezca que no, para pararte y relacionarte con otra persona. En cualquier actividad, siempre recibes más de lo que das, es la mayor satisfacción que puede tener una persona’.

Anna estableció correspondencia con Conchín, en una residencia de Valencia. ‘Es una señora muy maja. Me ha contado cosas de su infancia, de la gente con la que está en la residencia, anécdotas como que encontraron a un perrito y se lo han quedado… En definitiva, su día a día’, describe Anna. Lo que más destaca y valora es que ‘a pesar de ser momentos duros, no se recreaba en ello y mostraba agradecimiento, generosidad y positividad’.

cartas contra la soledad allianz voluntariado corporativo covid

Voluntarios Allianz: contagiando solidaridad

No solo han participado empleados de la compañía. Macarena tiene un grupo de amigas de la facultad, una de ellas empleada de Allianz, compartió la invitación por Whatsapp y seis de la pandilla se sumaron. ‘Me sentía inútil en la cuarentena viendo que todo el mundo estaba ayudándose y me encantó la idea’, recuerda Macarena. Además, resalta que a ella le ‘gusta mucho que la gente mayor me cuente historias’. Disfruta de su amistad con Carmen: ‘me contó su vida y yo esperaba sus cartas como agua de mayo’.

‘Nos carteamos a la antigua, ella me escribe a mano… me parece tan bonito. Yo en cada carta le mandaba una foto y ella me ha enviado recetas. Me ha encantado la experiencia y espero seguir escribiéndome con ella mucho tiempo’, declara Macarena. Y la propia Carmen lo corrobora: ‘Para mí ha sido una experiencia estupenda, porque le he contado mis cosas a una chica de Sevilla y ella me ha contado las suyas’.

Conexión entre personas

Ya se está fraguando la visita de un grupo de voluntarias de Sevilla a Valencia, para conocer a sus nuevas amigas. Cuando esto pase. Entretanto, os dejamos con el testimonio de Luna, animadora de la residencia donde viven Conchín y Carmen.

Luna confiesa que ‘se ha convertido en una de mis actividades favoritas…. Ver cómo algunos de nuestros residentes se emocionaban al recibir sus cartas, leerlas con una ilusión que aún se me eriza la piel, contando cómo han sido sus vidas, hacerles recordar, viajar a su infancia, al día de su boda, al nacimiento de sus hijos. Han llorado, reído… ha sido una actividad preciosa. Gracias a todos los voluntarios y voluntarias que han hecho esto posible. Gracias de corazón’.

 

Deja un comentario

Usamos las cookies para mejorar en lo posible. Al navegar por la web aceptas su uso.

ACEPTAR

Aviso de cookies