Desafíos de la intervención no presencial y cómo superarlos

Voluntare ha estado presente en el encuentro virtual ‘Voluntariado Empresarial: alternativas para el compromiso y actuación en América Latina’, organizado por el Grupo de Estudios de Voluntariado Empresarial (GEVE) de Brasil el 18 de septiembre. Se ha analizado la adaptación que ha experimentado el voluntariado corporativo a lo largo de este año a causa de la COVID-19. Hemos compartido nuestros conocimientos y nos hemos enriquecido con las experiencias aportadas desde distintos países, estrechando lazos con América Latina.

 

El GEVE es una iniciativa que reúne a profesionales y organizaciones con actuación y experiencia en voluntariado empresarial en Brasil. Nacido en 2009, entre sus acciones incluye la promoción de encuentros gratuitos bimestrales para generar aprendizaje colectivo sobre programas de voluntariado corporativo. Este encuentro ha sido su número 66.

Silvia Naccache, especialista en Voluntariado y Tercer Sector y miembro del GEVE, introdujo la sesión con una frase del poeta Mario Quintana que marcó el tono de la jornada: ‘Las personas no se necesitan, ellas se complementan… no por ser mitades, sino por ser enteras, dispuestas a dividir objetivos comunes, alegrías y vida’. A continuación, explicó el trabajo que el GEVE ha venido realizando durante los últimos diez años, con más de 600 empresas representadas y 65 encuentros organizados.

voluntariado no presencial coronavirus webinar GEVE

Impacto de la COVID en el voluntariado corporativo

En su intervención, Patricia Pérez Masegosa, coordinadora de proyectos de Voluntariado y Estrategia y colaboradora de Voluntare, presentó esta red de voluntariado corporativo y dio a conocer las principales conclusiones de nuestro estudio ‘Impacto de la COVID-19 en el voluntariado corporativo’. Ofreció datos tan relevantes como que el 63% de las empresas encuestadas en España y América Latina observan una mayor implicación de sus empleados a raíz de la crisis derivada de la COVID-19.

Pérez Masegosa también compartió cómo han surgido o fortalecido distintas líneas de actividades de voluntariado no presencial, a partir de los desafíos que impone la necesidad de distanciamiento social y confinamiento. Enumeró webinars, campañas de sensibilización, apoyo en las necesidades diarias, donaciones online, acompañamiento en remoto a colectivos aislados o más vulnerables a la pandemia o educación online gratuita como principales tendencias.

Ventajas del voluntariado corporativo no presencial

Así mismo, llamó la atención sobre ventajas que ofrece este tipo de intervención no presencial frente a formatos tradicionales. Entre ellos, la flexibilidad o la accesibilidad, que hace el voluntariado más inclusivo. También un menor impacto en el medioambiente. O, incluso, la oportunidad que representa para atraer a nuevos voluntarios, con intereses distintos.

beneficios voluntariado corporativo no presencial voluntariado y estrategia

Sin embargo, Pérez Masegosa advirtió de que no se trata de una adaptación sin más. Hay que tener en cuenta las particularidades del voluntariado no presencial para potenciarlas y lograr el mayor impacto posible. Puso especial énfasis en la formación de los voluntarios y las entidades sociales participantes, para garantizar la toma de conciencia de su rol y su aporte.

También destacó la importancia del acompañamiento a las entidades para aumentar sus competencias digitales. Reforzar la comunicación también es clave. Por un lado, para movilizar a los voluntarios. Por otro, para promover su espíritu de equipo entre ellos, dado que no comparten un espacio físico común, para que el voluntariado logre alcanzar todos sus objetivos.

Adaptación exitosa de proyectos

Pérez Masegosa finalizó su intervención con algunos ejemplos de proyectos impulsados por algunos de los socios directores de Voluntare que se han adaptado al modelo no presencial, destacando un aspecto clave de cada uno.

En el caso de la Semana Internacional de Voluntariado Repsol, puso de relieve el rol activo que han jugado los embajadores de cada uno de los países participantes. De esta forma se ha entendido mejor la realidad local y se ha adaptado la forma de las pautas de implementación de la Semana a cada región.

En relación con la Fundación Telefónica, remarcó cómo, durante la planificación del Día Internacional del Voluntario Telefónica (DIVT) 2020, puso especial atención a la formación y al acompañamiento de las entidades sociales. Así se apoyó el desarrollo de sus actividades de forma no presencial y se implementó, por primera vez, un DIVT 100% online.

En cuanto al programa “Cooperantes Caixa”, se trabajó la promoción del sentimiento de equipo a través de distintas estrategias que garantizaron que los voluntarios participantes lograran experimentar la sensación “viajar” desde sus casas.

volunariado no presencial coronavirus webinar GEVE - voluntaria telefonica divt

IBM: respuesta tecnológica a necesidades locales

Claudia Cortes Romanelli, ejecutiva de Responsabilidad Social de IBM para América Latina, expuso la estrategia que ha impulsado para la región durante los últimos meses, en materia de voluntariado corporativo.

Por un lado, explicó, cada país formó su comité de crisis. De esta forma se identificaron las necesidades locales para ofrecer apoyo a través de distintos proyectos ya en marcha, pero cambiando el foco a el nuevo contexto. Por ejemplo, a través del programa Tech for Good se desarrollaron aplicaciones y plataformas para resolver problemáticas generadas por la pandemia.

IBM también ofreció apoyo social en remoto: PMO con equipos de consultores, para dar soporte a estrategias gubernamentales para atender la emergencia social, y la plataforma educativa gratuita en nuevas tecnologías, para reforzar la educación en competencias digitales. Solo a través de este último proyecto, mediante la estrategia de “Formar para formar”, en 30 días, más de 1.100 voluntarios formaron a más de 9.300 profesores e instructores, a su vez, de 164.000 alumnos.

voluntariado no presencial coronavirus webinar geve

Fundación Cargill: apoyo a la nutrición desde el huerto

Cesar Renato Néres, responsable del programa de voluntariado corporativo “Sembrando Futuro”, fue el encargado de compartir cómo ha adaptado sus actividades al nuevo contexto la Fundación Cargill. Esta, al igual que IBM, tiene un programa de voluntariado corporativo fuertemente ligado al core business y a su estrategia de sostenibilidad. En su caso, vinculado a la formación y sensibilización en alimentación saludable, consumo responsable y nutrición, así como al apoyo a pequeños agricultores.

Han logrado adaptar varias de sus actividades a un formato online. Por ejemplo, las formaciones, mentorías o juegos a través de aplicaciones para promover buenos hábitos. Sin embargo, con la COVID-19 pusieron también en marcha proyectos específicos.

Al ser una empresa dedicada a los alimentos, conformaron un Fondo de emergencia para dar apoyo en temas de alimentación desde la compañía, coordinados con voluntarios para la gestión. El rol de los voluntarios es el de identificar pequeños mercados de alimentos locales o negocios, que se hayan visto altamente impactados por la situación y que dependan de ese negocio para mantener la economía local y para subsistir. Una vez identificados, se realizan distintas estrategias para reforzar a esos productores locales, negocios familiares y agricultores.

voluntariado no presencial coronavirus webinar geve

La formación, pilar básico para el éxito

Las conclusiones del encuentro se centraron en la necesidad de que los gestores de voluntariado corporativo enfoquen sus esfuerzos en la formación, tanto de los voluntarios como de las entidades sociales y de los usuarios finales. Y es que uno de los principales desafíos que presentan las actividades no presenciales vienen dados porque están ligadas a las capacidades digitales. Por tanto, es imprescindible apoyar en el desarrollo.

 

Deja un comentario

Usamos las cookies para mejorar en lo posible. Al navegar por la web aceptas su uso.

ACEPTAR

Aviso de cookies