Jóvenes con discapacidad intelectual, actores por un día en el “Teatro de la Sonrisa”

Contribuir a través de la interpretación al desarrollo expresivo e intelectual de estos jóvenes, es el objetivo final de esta iniciativa, promovida por el Grupo OHL y la Fundación Konecta.

Hasta 14 jóvenes con discapacidad intelectual de la Fundación Pardo Valcarce fueron, el pasado sábado, los protagonistas del “Teatro de la Sonrisa”, que se representó en la escuela de artes plásticas y visuales, la Incubadora School of Arts de Madrid. Esta creativa iniciativa ha contado con el apoyo de 30 voluntarios del Grupo OHL quienes han colaborado como ayudantes de vestuario, maquillaje y medios técnicos, en la representación de clausura del taller.

Durante un mes estos jóvenes han realizado un “Taller de teatro para personas con discapacidad intelectual” patrocinado por el Grupo OHL y organizado por la Fundación Konecta. Un taller cuya finalidad no es otra que ganar confianza, seguridad y promover respuestas creativas.

En las diferentes sesiones, los jóvenes han podido descubrir y ampliar sus posibilidades de expresión a través de la voz, el cuerpo y las situaciones inesperadas. Con la improvisación, técnica básica del trabajo del actor, no sólo se fomentan las habilidades sociales de las personas con discapacidad intelectual, sino que además se contribuye a su desarrollo expresivo e intelectual.

Después de un mes de preparación, el pasado sábado, los 14 jóvenes de la Fundación Pardo Valcarce se convirtieron en actores por un día. Tras un taller con ejercicios para liberar la voz, mover el cuerpo y tomar confianza, se planteó un argumento abierto para completarlo entre todos, partiendo de una situación inicial: “Nos vamos de viaje”. Cada joven pudo representar la situación que más le gustaba: un turista haciendo fotos, viajeros que pierden su equipaje, personas que no entienden el idioma del país que visitan, etc. Una vez puesto a punto, voluntarios y jóvenes actores representaron la obra con la ayuda de música vocal y percusión.

Con esta iniciativa, el Grupo OHL quiere generar una experiencia de integración dirigida a los empleados voluntarios y sus familiares, para que compartan y conozcan la realidad de trabajar con jóvenes con discapacidad intelectual, ayudándoles e interactuando con ellos durante una mañana solidaria.

Fuente: deNoticias

Compártelo:

No te lo pierdas

Artículos relacionados

Webinar experiencia social voluntare

¿Cómo gestionar el compromiso social de tus empleados?

En un webinar práctico, explicamos el funcionamiento de nuestra guía programática ‘Experiencia Social Voluntare’ y aportamos el conocimiento acumulado de Voluntare, Volies y EDP en el diseño de proyectos atractivos y con impacto.

4 punto voluntariado congreso voluntare voluntariado corporativo

Accede a los 49 proyectos del último Punto de Voluntariado

La 4ª edición del Punto de Voluntariado fue uno de los grandes eventos de nuestro Congreso Internacional de Voluntariado Corporativo, celebrado en junio. Nuestra fórmula funciona tan bien que ya estamos trabajando en otro, exclusivamente centrado en proyectos navideños.

Experiencia Social Voluntare

Multiplica tu impacto con la ‘Experiencia Social Voluntare’

Con la ‘Experiencia Social Voluntare’ ofrecemos a las organizaciones un marco para canalizar las cada vez más variadas inquietudes de sus empleados y otros grupos de interés y así lograr un mayor impacto social y medioambiental, conectando el cambio individual al cambio sistémico, para alcanzar los ODS.

Deja un comentario